toldos-madrid-pergolas

¿Cómo elegir su puerta de garaje?

Si quiere cambiar su puerta para darle un nuevo diseño o porque está defectuosa, debe saber que tiene muchas opciones a su disposición.

El objetivo es mejorar la seguridad de su puerta y, al mismo tiempo, darle un buen aspecto, para que se adapte perfectamente al diseño de su casa.

Es necesario echar un vistazo a los diferentes elementos a considerar antes de comprar.

Elegir en función de la disposición de su garaje

Para no equivocarse con su compra, es necesario tomarse el tiempo necesario para pensarlo, estando dentro de su garaje y observando si hay algún obstáculo que pueda dificultar la apertura de su puerta.

La posible presencia de tuberías, de un contador de electricidad o de vigas, si estos elementos están presentes en las proximidades, le limitarán más la elección disponible.

Una vez que haya hecho una evaluación precisa, sólo tiene que mirar los diferentes modelos disponibles según el tamaño, para tener una mejor idea, visite www.bplast.fr.

Ya sea una puerta de garaje corredera, una puerta de garaje seccional o una puerta de garaje basculante, no faltan posibilidades.

Si tienes la oportunidad, elige un tamaño estándar, con una altura de 2,40 m y una anchura de 2 m.

Si su garaje es compatible con este tamaño, le ahorrará dinero, ya que si se sale del tamaño estándar, tendrá que pagar más.

Los diferentes modelos de puertas

Olvídese de la apertura tradicional, viene en muchas combinaciones para adaptarse perfectamente a la estética, manteniendo un aspecto de seguridad muy importante.

En un principio, las puertas batientes representan una sabia elección en términos de precio. Son los modelos más comunes y más vendidos del mercado, con un panel sólido que se abre hacia arriba.

A diferencia del estilo de puerta plegable, que se compone de varios paneles que se pliegan sobre sí mismos, tienen la ventaja de ser sólidas, pero conservan una gran flexibilidad en cuanto a las diferentes funciones que ofrecen.

La puerta abatible es una plantilla que consta de dos paneles, uno a la derecha y otro a la izquierda, que se abren hacia el exterior del garaje. El principio de funcionamiento es exactamente el mismo que el de una compuerta.

Las puertas de garaje enrollables funcionan con las lamas del panel que se enrollan a lo largo de su techo, utilizando guías especialmente diseñadas. Esto significa que no hay obstáculos ni objetos que impidan el movimiento.

Finalmente, el último modelo disponible es una puerta de garaje seccional, también formada por paneles abatibles, que se desplazará de izquierda a derecha o a lo largo de la pared para enrollarse en el techo.

Acompañado de un movimiento lateral, el principio de funcionamiento sigue siendo muy similar al de las puertas de garaje enrollables.

Elija la puerta en función de sus necesidades

El primer criterio visto en conjunto, corresponde a la disposición del garaje, es una regla básica que debe ser absolutamente respetada para evitar terminar con una puerta que no pueda instalar.

Si alguna vez se encuentra con un problema de espacio, ya sea en los laterales o en el techo, se aconseja encarecidamente recurrir a la instalación de una puerta de garaje enrollable para que pueda deslizarse por el techo con gran armonía. Si tiene suficiente espacio y una altura de techo cómoda, este es definitivamente un modelo para elegir.

Si por desgracia tiene un techo bajo, este tipo de puerta no es recomendable, sería mejor instalar una puerta corredera lateral, el panel se deslizará a lo largo de la pared de su garaje, pero esta vez con la restricción de que no haya ningún obstáculo a lo largo de la pared sobre la que se desliza la puerta.

Si a pesar de sus esfuerzos no puede liberar suficiente espacio a lo largo de una pared, recurra a una puerta batiente, esta vez los paneles se abrirán hacia el exterior de su garaje, independientemente del espacio que necesite en el interior.

Además del tamaño de su garaje, es necesario tener en cuenta sus diferentes hábitos y necesidades.

En algunos casos, el garaje es una sala de estar, por lo que es importante proporcionar confort térmico y seguridad.

Sin embargo, si el garaje es un trastero que puede utilizarse como taller o para guardar el vehículo, no son elementos importantes en los que centrarse.

Motorización de una puerta de garaje

Para mayor comodidad, la motorización permite abrir y cerrar el garaje sin tener que salir del coche.

Estos sistemas están muy extendidos y simplemente requieren la instalación de un motor con un cabezal remoto, para facilitar el mantenimiento.

Dependiendo del nivel de ruido, pero también de la velocidad de apertura, sería preferible optar por ciertos tipos de modelos en lugar de otros.

Como se manejan por control remoto o por teclado, se recomienda encarecidamente llamar a un profesional para garantizar su funcionamiento permanente.

Si ya tiene una puerta que quiere conservar, debería considerar la posibilidad de motorizarla.

Sin embargo, si tiene previsto instalar una puerta de garaje completamente nueva, sería mucho más prudente incluirla desde el principio, para optimizar el diseño y la fabricación del producto.

También es un elemento de seguridad añadido, ya que puede controlar a distancia la apertura y el cierre de las puertas con un sistema de parada automática en caso de un posible obstáculo. 

Salir de la versión móvil