toldos-madrid-pergolas

¿Cómo elegir su veranda?

Una veranda es una forma moderna de ampliar su casa. Antes de construir una veranda, es importante elegirla con cuidado, ya que para que se convierta en un verdadero espacio vital, debe estar bien equipada e instalada. Hay varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una veranda.

Elegir el invernadero en función de los materiales utilizados

La elección de una veranda depende de sus necesidades: una veranda para uso exclusivo en verano, una veranda para una sala de estar, una veranda para una ampliación de la casa, una veranda que se adapte a la estructura de su casa, etc. En resumen, una veranda puede utilizarse para muchos fines. Pero, ¿qué materiales son los más adecuados para nosotros? Hay cuatro tipos posibles: veranda de madera, veranda de acero, veranda de aluminio y veranda de PVC. Las verandas de madera se consideran nobles y tienen un buen aislamiento, por lo que son atractivas y técnicamente eficientes. La veranda de aluminio ocupa el 90% del mercado de las verandas por su ligereza, solidez y facilidad de mantenimiento. La veranda de PVC también es fácil de mantener y puede suministrarse en forma de kit, pero no puede vivir mucho tiempo. Por último, la veranda de acero es la más duradera de las tres.

Elegir un invernadero en función de las prestaciones técnicas y la durabilidad

Todas las verandas son interesantes, pero sus prestaciones técnicas difieren según el tipo de materiales con los que están hechas. En términos de aislamiento, los invernaderos de madera, acero y PVC son los más aislantes. Las verandas de aluminio, en cambio, no tienen esta cualidad. El acristalamiento y la cubierta del invernadero también deben elegirse bien, siendo la mejor opción el doble acristalamiento con aislamiento térmico reforzado y la cubierta tradicional que ofrece un excelente aislamiento. En cuanto a la durabilidad, las verandas de madera, acero y aluminio no sólo son resistentes sino también duraderas. Si quiere una veranda que dure más tiempo, no debería elegir una veranda de PVC.

Elegir el invernadero en función del precio

En cuanto al precio, los diferentes tipos de verandas tienen cada uno su propio precio. El tipo más barato es la veranda de PVC, que cuesta entre 15.000 y 35.000 euros para una veranda de 20 m2. Las más caras son las verandas de madera y acero, que cuestan entre 20.000 y 50.000 euros por el mismo tamaño que la mencionada. Las verandas de aluminio casi monopolizan el mercado, con precios que oscilan entre los 20.000 y los 40.000 euros, más baratos que los de madera y aluminio, pero más caros que los de PVC.

Salir de la versión móvil