toldos-madrid-pergolas

La pérgola bioclimática, una gestión óptima del clima

Hoy en día, con el clima que cambia repentinamente de un día para otro, tener una pérgola en el jardín puede ser una sabia idea. Este es el caso de la pérgola bioclimática, que le ofrece una multitud de ventajas considerables. En efecto, esta pequeña joya tecnológica le permite aprovechar al máximo su exterior y gestionar lo mejor posible la temperatura de su interior. Sin embargo, para que funcione correctamente, su instalación debe realizarse con precisión y cuidado. Para ello, no dude en recurrir a profesionales. En las siguientes líneas encontrará toda la información que necesita sobre este tipo de pérgolas.

La pérgola bioclimática: un invento ingenioso y práctico

Básicamente, la pérgola bioclimática tiene las mismas características y apariencia que una pérgola clásica. Sin embargo, hay algunas diferencias entre estos dos tipos de pérgolas, sobre todo en su diseño. Una pérgola bioclimática está diseñada para optimizar el confort y la protección de sus usuarios de forma natural. Su función principal es la de regular el clima, es decir, el calor, la luz y la forma en que deben circular el aire y la humedad. El toldo pérgola bioclimática tiene lamas motorizadas que se pueden controlar a distancia y tienen una movilidad de aproximadamente 160°. Combinado con una estación meteorológica, este sistema controla automáticamente la apertura y el cierre de las lamas en función del tiempo. La instalación de un sistema de este tipo requiere habilidades y conocimientos avanzados para que funcione correctamente. La mejor solución es recurrir a un instalador de pérgolas cualificado. Se encargarán de la instalación de su pérgola de principio a fin, sea cual sea el modelo que elija. 

¿Por qué elegir una pérgola bioclimática y no una pérgola clásica?

Teniendo en cuenta que la búsqueda del confort térmico natural se ha convertido en una necesidad, la instalación de una pérgola bioclimática es la respuesta perfecta a esta iniciativa, especialmente si se encuentra en el Territorio de Belfort o sus alrededores. En efecto, permite optimizar recursos naturales como el calor, la luz solar o la humedad del aire ambiente. Esto es posible gracias a sus lamas ajustables que actúan como techo. Estas lamas también pueden permanecer en posición horizontal para protegerle en caso de lluvia o nieve. Sencillamente, pueden proporcionarle confort ambiental al tiempo que ahorran energía. Si desea más información sobre este tema, no dude en ponerse en contacto con una empresa de pérgolas bioclimáticas o con un instalador de pérgolas. En cualquier caso, podrán ayudarle a elaborar rápidamente un presupuesto si pretende instalar uno en su casa.

Ventajas e inconvenientes de una pérgola bioclimática

La función principal de una pérgola bioclimática es gestionar el clima para ahorrar energía. Tiene muchas ventajas. En efecto, sus lamas, que permiten gestionar la sombra y el paso de los rayos del sol, permiten tener una temperatura óptima en la casa durante todo el año. Una pérgola bioclimática hecha a medida también puede embellecer su exterior al tiempo que ofrece un agradable espacio sombreado para sentarse tranquilamente. A diferencia de los toldos convencionales, puede instalarse en zonas muy expuestas al viento. Si lo desea, puede incluso instalar un sistema de recogida de aguas pluviales sin desvirtuar su estética.

Además, no requiere mucho mantenimiento y tiene una notable vida útil. Por otro lado, la pérgola Belfort también tiene algunas desventajas. De hecho, su peso puede ser un obstáculo para su instalación, especialmente si su fachada ya no está en excelentes condiciones. Su instalación en casas de madera también puede causar algunos problemas. Como su instalación puede ser complicada, puede resultar un poco caro contratar a un profesional.

La pérgola bioclimática es un equipamiento muy práctico capaz de proporcionarle un gran confort durante todo el año. Si opta por esta alternativa, se beneficiará de una gestión climática óptima, independientemente de la estación del año. Además, su instalación puede ahorrarle considerables costes de energía. Sin embargo, debido a su complejidad, debe ser instalado por un profesional cualificado para que funcione correctamente.

Salir de la versión móvil